Reseña “El horror sobrenatural en la literatura y otros escritos” de H. P. Lovecraft

el-horror-sobrenatural-en-la-literatura-hp-lovecraft1Título: El horror sobrenatural en la literatura y otros escritos

Autor: H. P. Lovecraft

Editorial: Edaf

Año: 2002

Páginas: 281


Desde hace muchos años soy una fan declarada de Lovecraft. Además de su narrativa completa, tengo varios libros que tratan sobre su figura y su obra, así como la biografía más exhaustiva de este autor. Huelga decir que no he leído todos los relatos que ha escrito, pero esta vez me apetecía ponerme con este pequeño ensayo que el propio Lovecraft escribió haciendo un recorrido por la historia de la literatura de terror. La idea en sí me parece originalísima, pero no tanto su desarrollo.

El ejemplar que yo tengo incluye, además de El horror sobrenatural en la literatura, breves escritos sobre, por ejemplo, la figura de Lord Dunsany (escritor de fantasía terrorífica muy poco conocido y de gran influencia en Lovecraft) o los lugares en los que vivió Poe. Aparte del ensayo citado, el texto que más me ha gustado es Algunas notas sobre ficción interplanetaria, en el que el autor nos da unos pequeños consejos sobre cómo construir un buen relato de ciencia ficción espacial. En este texto Lovecraft afirma que los protagonistas de estos relatos deben quedarse totalmente asombrados ante los hechos que ocurren a su alrededor, pues es la manera en la que reaccionaría una persona real. Dice también que las historias de los personajes no son relevantes y que, por el contrario, se debe poner el énfasis “en el portento que supone la anormalidad central, que es la que da pie a la narración”.

Un tema al que se le da cierta importancia en este escrito es a lo avanzadas tecnológicamente que a veces están las razas de otros planetas en este tipo de relatos. Lovecraft no cree conveniente este avance: “es de desear que solo una fracción de las razas exóticas haya desarrollado las especiales costumbres humanas de la realeza y la religión”. ¿Se puede apreciar aquí ese racismo enquistado en el autor a través de la interpretación de estas razas exóticas interplanetarias como las razas diferentes de la blanca? Yo creo que sí, máxime teniendo en cuenta que no es la primera vez que Lovecraft manifiesta dicha xenofobia en sus relatos, identificando a otras especies con razas humanas que no son la blanca y describiéndolas de manera monstruosa y repulsiva.

Sin duda, el ensayo más destacado y el más importante de esta recopilación es El horror sobrenatural en la literatura. El autor hace un recorrido por la historia de la literatura que ha incluido toques de terror, fantasía o elementos oscuros en general en su producción. Comienza poniendo ejemplos de las edades Antigua y Media, pero el verdadero análisis lo hace de obras a partir de mediados del siglo XVIII, cuando nace la novela gótica con la publicación en 1764 de El castillo de Otranto de Horace Walpole. A partir de aquí el texto se convierte en una lista de nombres de autores, títulos de obras, fechas de publicación y largos resúmenes de dichas obras. La estructura de este ensayo es bastante monótona y tediosa, lo que hace que la lectura se haga densa y pesada. El estilo del autor, barroco y recargado como pocos, no ayuda a hacer más amena esta travesía. Como dije al principio, la idea es muy interesante, pero la forma de desarrollarla no me ha gustado nada.

Leyendo este pequeño ensayo he descubierto un presunto plagio. Al comenzar El horror sobrenatural en la literatura me dio la impresión de que ya había leído ese contenido, y además de la misma manera. Según avanzaba en la lectura la sensación era cada vez más fuerte y, finalmente, caí en la cuenta. La estructura de este texto, así como los ejemplos utilizados y el orden en el que aparecen están copiados, casi literalmente, en otro libro que leí hace tiempo sobre esta misma temática. Se trata de Miedo y literatura de Luis Martínez de Mingo, también de la editorial Edaf. En efecto, hojeé el libro y, comparando ambos, descubrí que Martínez de Mingo se había copiado descaradamente del texto de Lovecraft. Al comienzo de su estudio, Martínez de Mingo cita este ensayo de Lovecraft en una nota al pie para consignar un dato concreto. Hasta ahí todo bien. El problema es que las siguientes páginas son prácticamente una copia del texto de Lovecraft y ni siquiera lo menciona. Copia incluso valoraciones personales del autor de Providence. Hablando precisamente de El castillo de Otranto, Lovecraft lo define como “tedioso, artificial y melodramático” y Martínez de Mingo usa la misma expresión, cuando está claro que no es algo de su cosecha. La verdad es que este descubrimiento me dejó patidifusa. Voy a poner varios ejemplos de los dos libros y de páginas diversas para que veáis hasta dónde llega el asunto.

Los escenarios fantasmales de Ossian, las caóticas visiones de William Blake, las grotescas danzas de brujas de “Tam O’Shanter” de Burns, el siniestro diabolismo de “Christabel” y “Ancient Mariner” de Coleridge, la estancia fantasmal de “Kilmeny” de James Hogg y las aproximaciones, más contenidas, al horror cósmico de “Lamia” y otros muchos poemas de Keats son típicas ilustraciones británicas de la llegada de lo sobrenatural a la literatura formal.

H. P. Lovecraft, El horror sobrenatural en la literatura y otros escritos, editorial Edaf, pág. 137.

Los escenarios fantasmales de Ossian, las caóticas visiones de William Blake, las grotescas danzas de brujas de “Tam O’Shanter” de Burns, el siniestro diabolismo de “Christabel” y “Ancient Mariner” de Coleridge, las aproximaciones más contenidas al horror cósmico en “Lamia” y otros muchos poemas de Keats son típicas ilustraciones británicas de la llegada de lo sobrenatural a la literatura formal.

Luis Martínez de Mingo, Miedo y literatura, editorial Edaf, págs. 32-33.

De entre todos los incontables imitadores de la señora Radcliffe es el novelista americano Charles Brockden Brown quien más se le aproxima en espíritu y métodos. Como ella, destruye sus creaciones mediante explicaciones naturales pero, también como ella, tiene una extraordinaria capacidad para crear atmósferas que insuflan a sus horrores una espantosa vitalidad mientras permanecen sin explicación.

H. P. Lovecraft, El horror sobrenatural en la literatura y otros escritos, editorial Edaf, pág. 143.

De entre sus incontables imitadores quien más se le aproxima es el norteamericano Charles Brockden Brown. Por su extraordinaria capacidad para la creación de atmósferas, y sobre todo porque, como la Radcliffe, también destruye sus creaciones mediante explicaciones naturales.

Luis Martínez de Mingo, Miedo y literatura, editorial Edaf, pág. 35 (aunque cambia algunas palabras viene a decir lo mismo, y de una manera muy similar, que el texto de Lovecraft).

“Melmoth” contiene escenas que ni siquiera ahora han perdido su poder de provocar miedo. La historia comienza en un lecho de muerte: un viejo avaro está muriendo de miedo atroz, provocado por algo que ha visto, además de un manuscrito que ha leído y de un retrato familiar que cuelga en una oscura estancia, en su secular casa del condado de Wicklow.

H. P. Lovecraft, El horror sobrenatural en la literatura y otros escritos, editorial Edaf, pág. 148.

“Melmoth” contiene escenas que ni siquiera ahora han perdido fuerza terrorífica. Comienza en un lecho de muerte, donde un viejo avaro está expirando de miedo atroz provocado por algo que ha visto, además de un manuscrito que ha leído y de un retrato familiar de su casa de Wicklow.

Luis Martínez de Mingo, Miedo y literatura, editorial Edaf, págs. 38-39.

Os adjunto también un hilo de sedice.com, un foro sobre libros de ciencia ficción, fantasía y terror en el que se comenta esto mismo. Personalmente, yo no recomiendo leer el libro de Martínez de Mingo, ya que la información del mismo es una burda copia del trabajo de otros.

Lo último que tengo que comentar de este libro es la edición. He leído varios libros de Edaf y en todos ellos hay erratas. Es cierto que es prácticamente imposible que no se cuele alguna, pero en los libros de Edaf hay demasiadas como para pasarlas por alto. Da la impresión de que esta editorial no cuida demasiado sus textos y eso, a mí, me echa para atrás.

Si sois incondicionales de Lovecraft os aconsejo leer este ensayo. Es indispensable para conocer cómo pensaba más allá de sus relatos, ya que no se corta a la hora de verter todo tipo de juicios y afirmaciones contundentes y radicales. En cambio, si no os interesa mucho el tema es un libro totalmente prescindible.

PUNTUACIÓN: 5,5/10

Anuncios

7 comentarios en “Reseña “El horror sobrenatural en la literatura y otros escritos” de H. P. Lovecraft

    1. sustherlibros

      Muchas gracias por tu comentario. ^^

      Es un libro interesante para conocer algunas de las opiniones de Lovecraft sobre la literatura de terror, pero es una lectura que se hace bastante pesada. Aun así, si eres fan del autor te lo recomiendo.

      Lo del plagio a mí también me dejó sin palabras cuando lo descubrí, me costaba creerlo…

      Un saludo. 🙂

      Le gusta a 1 persona

  1. Como decimos por aquí en estas tierras, “Déu n’hi do”…

    Estamos hablando de un señor que es doctor en Literatura y que, además, imagino que cateará a cualquier alumno que le presente un trabajo plagiado o que encuentre lanzando miradas furtivas a quien tenga al lado durante un examen. He entrado con el gusanillo de ver qué tal está este ensayo que tarde o temprano tendré que leer por asuntos académicos y he acabado la lectura con los ojos como platos. Porque no, el plagio en sí no es algo que me sorprenda, pero siempre te deja alucinado; sobre todo, en este caso, viniendo de un hombre a quien se le intuye una cierta rigurosidad y profesionalidad. Para que luego digan.

    En fin, y al tema literario, ¡gracias por compartir esta entrada!

    La visión lovecraftiana de la literatura de terror (o del terror en la literatura, que quizá sea algo distinto) me lleva llamando la atención desde hace un tiempo, porque además estoy enamorado, si puede decirse así, de la manera en que este señor concebía lo monstruoso, su noción del horror, una mezcla entre los temores más arcanos y enraizados en la psique humana (ya desde la época de las grandes mitologías, si no de antes) y el hombre moderno, de su contemporaneidad, un ser engullido por el industrialismo y por el pensamiento más utilitarista (algo que en Machen ya se percibe y quizá con un mayor grado de explicitud). Ese Dagón que emerge del abismo marino, colosal, cuya visión rompe en pedazos la cordura del protagonista, anónimo y pequeño, me impactó sobremanera cuando lo descubrí.

    Y vaya, que tras todo esto me siento un poco decepcionado con el contenido del ensayo. Sobre todo porque la parte que más me llama la atención acaba siendo ese compendio de fechas y nombres que señalas, y que no tengo muy claro qué interés puede tener. Es una lástima, porque el planteamiento, efectivamente, podría dar mucho de sí y acaba lastrado por una ejecución que por parte de Lovecraft yo no me hubiese esperado (que vaya, ni que fuésemos colegas de toda la vida con el señor Howard, pero creo que ya me entiendes; conociendo su estilo, y su manera de entender el género, uno espera otra cosa de una retrospectiva como esta).

    Aun así, me lo sigo apuntando para cuando toque. Al fin y al cabo, y por barato que esto suene, Lovecraft es Lovecraft.

    ¡Un saludo, y aunque no comente mucho, por todo el tema del trabajo, que sepáis que no os dejo de leer!
    .

    Le gusta a 1 persona

    1. sustherlibros

      Nos encanta tenerte de vuelta por aquí, David, siempre es un placer. ^^

      Al principio a mí me costaba creerme lo del plagio, me parecía demasiado fuerte como para que fuese real. Sobre todo con tanta desvergüenza, porque mirando y comparando los dos libros se hace patente que el señor Martínez de Mingo apenas se molestó en cambiar alguna palabra… Total, debió pensar que Lovecraft ya no iba a pedirle derechos de autor, así que qué importaba. Lo dicho, que como profesional de la literatura queda a la altura del betún.

      A ver, la visión de Lovecraft sobre el terror en la literatura sigue siendo muy interesante porque, además de las fechas, los nombres y demás, también da sus opiniones personales sobre cada autor, qué significan para él y qué le aportan, según él, a la literatura de terror. Pero aun así, algunas partes se me hicieron bastante pesadas, sobre todo porque a veces describe en exceso las tramas de los libros de los que habla. También influye la edición que yo tengo, pues la traducción no es ni mucho menos como las que hace, por ejemplo, Valdemar en su “Narrativa completa” y eso se nota, y también influye a la hora de leer a este autor. En cualquier caso, sí, como fan de Lovecraft, tienes que leer este ensayo.

      Nos alegra que consigas sacar tiempo para leernos. Nosotras también seguimos al pie del cañón con tu blog. 🙂

      ¡Un abrazo y mucha suerte con tus proyectos!

      Me gusta

  2. Yo también soy muy fan de Lovecraft y este ensayo todavía no lo he leído y con esa portada de Giger pues suma puntos.

    No conocía al plagiador pero intentaré recordarlo para no comprar ese libro. O, ya puestos, ninguno suyo porque vamos… ¬¬

    Le gusta a 1 persona

    1. sustherlibros

      ¡Muchas gracias por comentar!

      El libro está muy recomendado para los fans de Lovecraft porque aporta una visión muy interesante sobre lo que él concibe como literatura de horror y no deja de ser curioso cómo ve él estos elementos en las obras de otros autores.

      En cuanto a lo del plagiador, yo me arrepiento enormemente de haber comprado y leído su libro, pero bueno, ya lo sé para la próxima.

      ¡Un saludo! 🙂

      Me gusta

  3. Pingback: Lecturas del verano – Libros Susther

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s