PEORES LECTURAS 2017

Antes de comenzar, ¡feliz año nuevo a todos! Deseamos que los Reyes se hayan portado bien con vosotros y os hayan colmado de buenas lecturas. Hoy os traemos la que sabemos que es una de las entradas favoritas de todo buen hater. Se trata de un top 12 con las peores lecturas que nos hemos encontrado a lo largo del año 2017. Sin más preámbulos, poneos cómodos para disfrutar de toda la bilis que hemos acumulado durante todos estos meses.

1. Besos entre líneas, May R Ayamonte y Esmeralda Verdú

Esta tortura (porque ni libro lo vamos a llamar) es la peor lectura de lejos con la que nos encontramos en 2017. Lo peor no es que sus personajes estén vacíos, sean insoportables y unos clichés con patas, sino que es una burdísima copia de After de Anna Todd y sigue perpetuando estructuras machistas y patriarcales. Si queréis saber más cosas aquí tenéis la reseña. Queremos añadir una idea de Roland Barthes, ensayista y semiólogo que, hablando sobre el grado cero de la literatura, no podría definir mejor lo que es Besos entre líneas.

El silencio literario implica la existencia de un estilo. El grado cero de la escritura no es la ausencia de palabras (antes al contrario, es la profusión de vocablos para evitar cualquier implicitud) sino la ausencia de estilo, la que se da en el lenguaje plano, quizás en el texto de una noticia de agencia. En ella no hay silencio porque se explicitan todas las palabras del lenguaje natural, sin nada implícito; y por tanto, no hay estilo.

2. Pídeme lo que quieras, Megan Maxwell

Aunque la historia es insufrible, nosotras nos lo pasamos en grande leyendo el libro, sobre todo porque el estilo de la autora da para tesis (si queréis saber a qué nos referimos con esto, pasaos por la reseña, no os arrepentiréis). Por lo demás, es una historia-calco más de Cincuenta sombras de Grey, como todas las que poblaron las librerías hace algunos años.

3. Los 120 días de Sodoma, Marqués de Sade

120 días de sodomaEsta lectura fue una de las peores experiencias que he tenido este año y no precisamente por el catálogo de perversiones que se narran, sino por lo repetitivas que resultan. En esta novela, Sade nos cuenta la historia de cuatro hombres poderosos (nobles y clérigos) que se reúnen en un aislado castillo y se hacen acompañar por un grupo de jóvenes de entre once y quince años para practicar con ellos todo tipo de depravaciones sexuales durante 120 días. Al comienzo de la novela, al lector le choca y le asquea encontrar desde relaciones sexuales normales y corrientes hasta coprofagia, pederastia, dobles penetraciones, sexo anal brutal, torturas y mutilaciones, etc. Lo que al principio hace mella en el ánimo del lector, va perdiendo su impacto y su fuerza una vez que se han narrado las mismas acciones unas treinta veces. Es un libro que resulta difícil de digerir porque no hay una sola página en la que no se detallen estas perversiones y eso termina cansando al lector, que hacia la mitad del libro está harto de leer cómo la gente se come la mierda de otra gente. Narradas un menor número de veces, todas esas “actividades” habrían tenido mucho más impacto en el lector y habrían sido más efectivas. [Esther]

4. De Madrid al Zielo 2. Última batalla, Alfonso Zamora Llorente

También podría llamarse El libro con más erratas y al menos el lector estaría advertido de lo que se le viene encima… Esta novela es la segunda parte de una trilogía en la que se narra el recorrido de un madrileño por una España postapocalíptica infestada por los zombis. Si queréis saber más sobre los personajes mal hechos o las ambientaciones de cartón-piedra podéis leer una reseña completa aquí. [Susana]

5. Cabal, Clive Barker

cabalLeí esta novela para el reto literario que hice durante 2017 y fue, no solo la mayor decepción de ese reto, sino una de las mayores de todo el año. Nos cuenta la historia de Aaron Boone, un joven que está ingresado en un psiquiátrico y que cree ser un asesino, de lo cual intenta convencerle su psiquiatra. Tras unos cuantos avatares que no recuerdo, termina relacionándose con unos seres que viven bajo tierra y que no queda muy claro qué son. No recuerdo muy bien los detalles del libro pero tampoco recuerdo que tuviera un objetivo concreto o que quisiera contar una historia determinada. Me pareció una retahíla de escenas sin sentido y, a veces, sin correlación entre sí y tuve la impresión de que lo que estaba contando el autor ni siquiera era una historia cerrada, sino más bien una sucesión de imágenes que él tenía en su cabeza. Fue una decepción absoluta porque tenía muchas ganas de empezar con Clive Barker y ahora me da reparo coger otro libro suyo. [Esther]

6. Mis besos no son de cualquiera, Marta Garzás

mis besos no son de cualquieraA veces, por buscar personajes LGTB, me como cada cosa que me da repelús pensarlo. En este caso es la historia de Sara, una chica que trabaja en una multinacional y que se enamora de su jefa. Tengo que confesar algo: cuando leí este libro lo devoré, pero fue después de leer Pídeme lo que quieras cuando me di cuenta de que era una copia de la “maravilla” de Megan Maxwell pero con mujeres. Me hizo reflexionar sobre la imitación de relaciones machistas y tóxicas en el mundo lésbico, ¿acaso no estaremos trasladando comportamientos desechables a relaciones entre mujeres? ¿No es esto peligroso sabiendo que disponemos de menos referentes culturales que los heterosexuales? Imaginad que las chicas lesbianas o bisexuales adolescentes en búsqueda de su identidad se topan con esto y creen que el abuso de poder es normal, que hay mujeres “masculinas y poderosas” que deben someter a sus parejas. Lo bueno de tener tan pocos referentes es que podemos crearlos nosotras, y podemos hacerlo bien. Me vais a disculpar la digresión, pero este calco horrible es la razón por la que me parece que se merece tener un hueco en nuestras peores lecturas. [Susana]

7. Hijo de Dios, Cormac McCarthy

Martin A. La ReginaAlgo similar a lo comentado en Cabal se puede aplicar a esta novela. En este caso, quiero pensar que el problema es mío y no entendí el trasfondo de lo que McCarthy estaba contando porque me cuesta creer que haya escrito un libro huero. Esta corta novela (por fortuna) está compuesta por una serie de hechos que le acaecen a Ballard, protagonista del libro y bala perdida que no tiene ni oficio ni beneficio y que se dedica a vivir la vida como buenamente puede. A través de las vicisitudes por las que pasa el personaje, muchas de ellas sin conexión entre sí, se va viendo que Ballard es un despojo social y que no le importan las normas y las convenciones de sus semejantes. Como he dicho más arriba, a mí me pareció que esta historia no iba a ningún lado, que lo narrado no tenía ninguna importancia y que McCarthy podría o no haber escrito esta novela, no habría supuesto diferencia alguna. [Esther]

8. Mujer sobre mujer, Carmela Ribó

A diferencia de Mis besos no son de cualquiera, aquí la relación entre Concha (una mujer madrileña) y Laura (una bibliotecaria de Nueva York) sí está bien trabajada y no hay nada chirriante. Sin embargo, no me pareció un libro remarcable en casi ningún aspecto: los personajes (que deberían ser excelentes por cómo se desarrolla la novela) están bien pero no son redondos y al final, al no haber ningún tipo de trama, resulta repetitivo y aburrido. Podéis encontrar una reseña completa aquí. [Susana]

9. Féder o el marido adinerado, Stendhal

féderEste libro me cabreó bastante, principalmente por dos motivos. El primero es que me supo muy mal que Stendhal fuese capaz de escribir Rojo y Negro, una de las cumbres de la literatura universal y, a la vez, esta novelucha insulsa. El segundo motivo no lo descubrí hasta el final del libro y es que se trata de una novela inacabada. Nos cuenta la historia de Féder, un joven pintor que trata de sobrevivir en París con su arte y que recibe encargos de retratos de la alta aristocracia. En uno de esos encargos, conoce a Valentine, una hermosa joven de la que se enamora perdidamente y con la que comienza un romance que ambos tienen que esforzarse en esconder, ya que ella está casada. Los dos personajes son bastante olvidables, así como su historia, que más que parecerse a otros grandes dramas románticos clásicos está tratada desde una perspectiva más ligera y cómica que a mí no me gustó en absoluto. Para colmo, no tiene final, así que el lector se queda con un palmo de narices. [Esther]

10. El traje del muerto, Joe Hill

el traje del muertoCuando comencé esta novela no pensé ni por asomo que fuese a acabar en este top. Es cierto que yo no soy muy amiga de la temática de los fantasmas (me aburren soberanamente), pero dado que con esta novela Hill cosechó grandes éxitos y se hizo un nombre dentro de la literatura actual de terror, tenía bastantes expectativas. Jude Coyne, nuestro protagonista, es un rockero retirado que colecciona cosas de lo más extrañas. Una de sus últimas adquisiciones es el traje de un muerto. Una vez que este peculiar objeto se encuentra en su poder, Coyne se da cuenta de que a su alrededor comienzan a pasar cosas bastante extrañas y es que el dueño del traje se persona en forma de fantasma en casa de Coyne porque no pudo morir en paz. Casi desde el primer momento la lectura se me hizo cuesta arriba, no conseguí empatizar con ningún personaje (además de Coyne, aparece su novia Georgia, que me pareció una punki caprichosa y egoísta) y la trama me estaba importando más bien poco. En este caso, no creo que se trate de un mal libro, simplemente no era para mí. [Esther]

11. Clorofilia, Cristina Jurado

clorofiliaLas expectativas que ha creado la editorial Cerbero dentro de los lectores de la ciencia ficción eran tan altas que esperaba unos libros excepcionales, fuera de serie. Cuando leí Clorofilia (el primero que leía de la editorial) me di cuenta, una vez más, de que no debo hacerme tantas ilusiones con la vida. Narra la historia de Kirmen, un ser extraño que vive dentro de una cúpula que protege a sus habitantes de un mundo en el que el desastre ambiental ha ganado la partida. El bolsilibro (un formato perfecto para el transporte público porque DE VERDAD cabe en un bolsillo) no me ha convencido por varias razones. La primera es que empieza hablando de la situación de la Tierra de la mano de un médico que se dedica a recorrer estaciones subterráneas, todo de una manera estupenda, no tengo ni una queja; de repente, sin venir a cuento, el narrador enfoca a Kirmen, y te deja sin saber qué está pasando durante un puñado de páginas. Llamadme torpe si queréis pero me costó resituarme (y más en un libro con tan pocas páginas) con un cambio tan drástico. La segunda razón es su final, que dejaba muchísimo que desear y que se precipita tanto que desdibuja la historia que ha contado. Puede ser que esté aquí porque había puesto el listón tan alto que era casi imposible llegar (a pesar de todo, 36 de Nieves Delgado se ha quedado a las puertas de las mejores lecturas del año y el listón estaba en el mismo sitio). Espero que los cerberiers no se me echen encima por esto. [Susana]

12. Futuros perdidos, Lisa Tuttle

El nivel de las malas lecturas de este año no ha sido tan alto como el año pasado así que algún libro normalito ha entrado en las peores lecturas. Viendo en retrospectiva las sensaciones que me ha dejado la novela de Tuttle no diría que es malo, la idea sigue pareciéndome muy atractiva y pienso en ella a menudo. Lo malo es que la trama es tan confusa e inconexa que tuve que hacer esfuerzos ímprobos para llegar al final. Un final que no está mal, pero que no llega a salvar el libro del todo. Si queréis un análisis un poco más profundo podéis leer la reseña aquí. [Susana]


Para no hacer una lista eterna de libros que no nos han gustado, ha habido otros tantos que se han quedado a las puertas del infierno como Los cipreses de Córdoba de Yael Guiladi, El método 15/33 de Shannon Kirk o Bitch Planet de Kelly Sue DeConnick y Valentine De Landro. Os recomendamos que dediquéis vuestro tiempo a leer mejores obras.

Anuncios

8 comentarios en “PEORES LECTURAS 2017

  1. Me ha encantado sobretodo el final hahahaha nos gustaria que dedicarais vuestro tiempo a otras obras 😂 sensacional.
    Pues gracias a dios no me he leido ninguno de los que habeis citado y la vdd que aunque fueran buenas criticas tampoco me llaman nada. Para el prox rincon hater podriais poner que fue lo que os motivo a leerlo por curiosidad hahaha

    Le gusta a 1 persona

    1. sustherlibros

      ¡Muchas gracias por pasarte por aquí, Carla! ^^
      Es que es cierto, creemos que hay otras obras por ahí que merecen la pena más que estos libros, aunque todo es siempre discutible, claro…
      La verdad es que la mayoría de los libros (salvo los dos primeros, claro está) los leímos porque nos llamaban la atención y realmente creíamos que íbamos a encontrarnos buenas historias, así que fue sobre todo una cuestión de decepciones. Pero qué le vamos a hacer, no todas las lecturas pueden salir siempre bien. 😉
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  2. ¡Hola! La verdad que muchas veces los libros son víctimas de nuestras altas expectativas pero hay otras que no tienen perdón…Besos entre Líneas ya lo he visto más de una vez en una lista de peores lecturas por las mismas razones que tu expones, algo sorprendente teniendo en cuenta que al menos una de las autoras se define como firme defensora del feminismo y creo que tiene un video criticando precisamente After. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. sustherlibros

      ¡Muchas gracias por tu comentario!
      Por suerte, la mayor parte de nuestras peores lecturas lo son por culpa de la decepción y las altas expectativas, pero “Besos entre líneas” no es el caso. Ya sabíamos a lo que nos enfrentábamos cuando empezamos su lectura. Precisamente lo que tú dices lo comentamos nosotras también en nuestra reseña porque nos parecía especialmente grave que una de las autoras fuese feminista confesa. En cualquier caso, pasamos también un buen rato leyéndolo así que hay que buscar las cosas positivas.
      ¡Un saludo! 🙂

      Me gusta

  3. Ay… cómo me duele ver ahí Cabal. Aunque, claro, de pequeña había visto la peli (Razas de noche) a la que le tengo cariño y el libro lo leí muchos años después y todo influye jajaja. Pero bueno, son gustos ^^ Y que no te desanime, todos los autores tienen sus altibajos :p

    Sobre el resto, la mayoría son libros que no tocaría ni con un palo xDD
    Besos a las dos! ^^

    Le gusta a 1 persona

    1. sustherlibros

      ¡Muchas gracias por tu comentario, Naialma! ^^
      “Cabal” no me gustó porque tenía unas expectativas altísimas, supongo que muy difíciles de cumplir, y por eso me resultó tan decepcionante. Tengo algún otro libro de Barker, así que al menos le daré otra oportunidad. Si me recomiendas alguno especialmente con el que pueda reconciliarme con él, te lo agradeceré. 🙂
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

      1. Creo recordar que no he leído ninguno más suyo… pero le tengo muchísimas ganas a Los libros de la sangre y gente afín me lo ha recomendado en varias ocasiones. Soy de esas que hay que quemar en la hoguera porque ha visto más adaptaciones suyas al cine jajaja

        Le gusta a 1 persona

  4. sustherlibros

    El que yo tengo pendiente es “Hellraiser” (del cual también vi la peli, pero hace tantísimo tiempo que apenas recuerdo nada de ella), así que lo leeré, claro, pero de aquí a un tiempo. “Los libros de sangre” a priori no me llaman mucho la atención… Probaré con “Hellraiser” y quizá me anime con alguno más. 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s