Reseña de “Bienvenidos a Dietland” de Sarai Walker

dietlandTítulo: Bienvenidos a Dietland

Autora: Sarai Walker

Edición: Carmot Press, 2018

Año: 2015

Páginas: 377


A veces, de la manera más inesperada, encuentras libros catárticos. No ha habido muchos de estos en mi vida pero os aseguro que este sí lo ha sido. Últimamente parece que los protagonistas no normativos se están dejando ver más, parece que las minorías y los oprimidos vamos saliendo poco a poco a la superficie y esto tiene visos de que va a seguir así (para disgusto de algunos…). Últimamente es más fácil llegar a las historias de gente racializada, LGTB, etc. Pero si hablamos de gente gorda es otro cantar. Si no, vamos a hacer una prueba, ¿cuántos protagonistas obesos se os vienen a la cabeza? Venga, pensadlo. ¿Nada? A mí tampoco. Aquí reside el valor de esta novela: la protagonista pesa 130 kilos y nos cuenta SU historia y vemos el mundo a través de sus ojos.

No me enrollo más, ¿de qué va esto? Bienvenidos a Dietland tiene dos historias que corren paralelas: la principal es la historia de Plum y su “viaje” al empoderamiento y la otra es la historia de una guerrilla feminista que amenaza y mata a hombres que han violado a mujeres.

Plum trabaja en una revista de moda neoyorkina pero, para no tener que tenerla allí, le ofrecen un trabajo desde casa en el que tiene que hacerse pasar por Kitty (directora de la revista y estereotipo de empresaria a la moda). Plum sería una especie de “Betty la fea” si, al menos, la hubieran dejado estar allí. Plum sigue a rajatabla una rutina: va a la cafetería, trabaja, cuenta las calorías de todo lo que come, va a un programa de adelgazamiento, va al supermercado, compra ropa por internet y acude a reuniones con Kitty de vez en cuando. Nunca hace otra cosa porque tiene unos complejos que le llegan a Plutón. Ella sabe que la miran, que se ríen de ella, que la insultan y jamás se enfrenta; Plum siempre baja la cabeza y se resigna. Ver como lectora, desde fuera, el sufrimiento de Plum ha sido catártico.

La historia da un giro cuando una mujer empieza a seguirla. Después de perseguirla por la cafetería y el súper le entrega un libro, Aventuras en Dietland, escrito por Verena, la hija de una de las gurús del Plan Baptista (un método de adelgazamiento que había seguido Plum cuando era mucho más joven). Esto le lleva a un encuentro con ella y al contacto con Calliope House¸ donde su vida empezará a cambiar para siempre.

Por otro lado, tenemos la historia de un grupo terrorista feminista que amenaza y asesina a hombres que han violado, cosificado o sexualizado a las mujeres. He estado leyendo reseñas en Goodreads y parece que esta parte genera sentimientos encontrados. A unos les ha parecido muy radical, de una violencia injustificable, con hombres como depredadores (not all men, ya sabéis); a otros les ha parecido demasiado poco. En mi opinión, creo que el desarrollo del conflicto interior de Plum con el crecimiento de poder de las ideas feministas de este grupo encajan como dos ruedas dentadas. Si lo habéis leído, dejad en los comentarios cuál es vuestra opinión para generar un pequeño debate.

Cuando empezaron a aparecer penes en la página tres, se produjeron protestas inmediatamente por parte de todas las comisiones de protección al espectador, de grupos de padres y de ministros. Todos argumentaban que eran indecentes. […] La directora ejecutiva sabía que los penes eran malos para el negocio. Con los pechos no había consecuencias. Las mujeres sabían cuál era su lugar, pero con los hombres no era tan sencillo.

Como no todo en esta vida es siempre bueno y a mí me encanta sacarle punta a todo, me parece que el libro es un poco previsible en cuanto a quiénes son las personas que están detrás del grupo terrorista feminista. Si se pretendía que tuviera una subtrama de misterio no se ha conseguido.

Lo mejor de la novela es Plum y su evolución a lo largo de la misma a través de los estímulos que le proporciona la Calliope House. Pero las secundarias no se quedan atrás: Verena, Sana, Marlowe, etc. son ejemplos de mujeres fuertes que quieren construir un mundo diferente en el que la cáscara no sea más importante que lo de dentro. Si hay un par de conceptos con los que os tenéis que quedar de toda esta reseña son sororidad y body positivity.

Esta historia tiene el potencial de un manifiesto y la premisa de una distopía. Desde una perspectiva feminista se aborda el fat shaming, las imposiciones estéticas de los medios de comunicación y la cosificación y la sexualización de la mujer. Es un libro necesario, actual, empoderador… ¿hace falta que os diga algo más para que vayáis corriendo a vuestra librería más cercana?

PUNTUACIÓN: 8/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s